Nikon F

En junio de 1959, Nippon Kogaku comenzó a vender la que realmente es la primera cámara réflex de un objetivo moderna. A pesar de utilizar soluciones que antes habían incorporado en sus máquinas otros fabricantes, Nikon junto todas las innovaciones que hoy nos parecen evidentes, y construyó una cámara superior a la competencia en todo. Además, como antes hicieron Leica y Contax, construyó un sistema. La idea de tener una cámara no era suficiente. Podías comprar objetivos desde 21 mm hasta 1000 mm, y posteriormente se amplió con muchas más ópticas. Y accesorios para todo lo que se pueda imaginar un fotógrafo. Era el sistema más completo y flexible. Y cualitativamente hablando, no tenía nada que envidiar a los demás fabricantes. Es una cámara solida dentro de un sistema flexible. Y si añadimos la calidad a la que acabo de hacer referencia, la Nikon F se convirtió en la cámara por excelencia de los profesionales de todo el mundo.

La cámara que ha servido de modelo para este artículo, es una Nikon F Eyelevel. Esta designación viene dada por llevar un visor de pentaprisma sin fotómetro. Normalmente vemos las Nikon F con un visor Photomic, que tiene fotómetro incorporado, y le da un aspecto más contundente. Pero como esto es cuestión de gustos, a mi me gusta mucho más con el visor básico y usando un fotómetro de mano. Lo que no se le puede negar al visor Photomic, es su practicidad. Sobre su manejo se puede decir poco, ya que al ser una cámara tan moderna de concepto, todo parece que está en su sitio, sin fallos de diseño y lista para usarse. El único detalle que particularmente no me convence, es tener que quitar la base y parte trasera para cargar la película. A Nikon y, probablemente, a muchos de sus usuario les pasaría lo mismo, por lo que su sucesora la F2, ya abría la puerta trasera hacia un lado, ganando en rapidez y comodidad de utilización.

Aunque sin muchas modificaciones durante su existencia, si hubo varias versiones especiales. Una modificación importante para los coleccionistas y no para el usuario, es el cambio de las inscripciones de las cámaras. En 1966 la palabra Nikon remplazó a la marca Nippon Kogaku que hay delante del disparador de esta cámara, y en los demás modelos del fabricante. En Alemania la cámara se vendía bajo la denominación Nikkor F, por sus problemas con Zeiss-Ikon por la similitud del nombre. Existen dos versiones de cámaras de motorización de alta velocidad que se produjeron en series muy limitadas. La primera es conocida como Nikon F HighSpeed Sapporo, y se lanzó para los Juegos Olímpicos  de invierno de Sapporo en 1972. Era capaz de hacer hasta siete fotos por segundo. Una segunda versión es conocida como Nikon HighSpeed Montreal. Es prácticamente la misma cámara, con la incorporación de autodisparador y capaz de hacer nueve fotos por segundo. A pesar de fabricarse en 1974, se utilizó durante las Olimpiadas de Montreal, en verano de 1976, con la Nikon F ya descatalogada. Existe otro modelo de cámara para la fotografía deportiva, conocida como Nikon F Motor Pellicle, que utilizaba un espejo fijo especial. Hay una versión especialmente dirigida a los oftalmólogos, que tenía un visor especial que dio origen a los famosos visores hp. Este modelo se denominaba Nikon F Hand Fundus Camera, y solo se podía utilizar con su unidad de control específica. Se fabricó una serie de cámaras para los distribuidores y agencias oficiales, para demostración de las diferentes pantallas de enfoque y lentillas de corrección, conocida como Nikon F Screen. Nikon también produjo unas pocas unidades doradas para regalar a sus mejores distribuidores. Nikon produjo una pequeña serie de cámaras motorizadas para los pilotos de la U.S. Navy, denominadas como Nikon F KS 80-A. Aunque las cámaras más especiales de todas, son las fabricadas para la Nasa. Se conocen tres unidades diferentes, con características especiales para cada misión espacial en las que participaron.

Y en 1974 se dejó de fabricar. Pero la Nikon F continuó viva en espíritu. La gama F siguió siendo la preferida de los profesionales durante toda su existencia, hasta que el avance de las cámaras digitales terminaron con la saga F y alumbraron la nueva familia D.

A %d blogueros les gusta esto: