Rolleiflex

Conocida como Rolleiflex Original. Se comenzó a fabricar en 1929 y su producción cesó en 1932 al ser sustituida por el modelo Standard. Franke & Heidecke, la empresa fabricante, desarrollo el diseño TLR (Twin Lens Reflex) a partir de sus dos primeras cámaras, Heidoscop y Rolleidoscop. Estas cámaras estereoscópicas de tres objetivos usaban el central como visor y enfoque. El capuchón era similar en el concepto a la posterior Rolleiflex.

La aparición de la Rolleiflex convirtió a Franke & Heidecke en una empresa de éxito, y al diseño TLR en un referente de los fotógrafos profesionales. Y esto se consiguió con un diseño sencillo, sin grandes alardes técnicos a excepción del segundo objetivo para el enfoque. Lo importante en esta cámara es su concepto. Una idea que revoluciono la fotografía profesional durante décadas.

Utilizaba película 117 (B1), produciendo 6 imágenes en formato 6×6 cm. Algunas se modificaron para admitir película 120, más popular y que proporcionaba 12 fotos. El avance de la película se hacía con un mando giratorio y no tenía tope. Para saber hasta cuando tenías que pasarla, mirabas la mirilla roja situada en el respaldo. El tensado del obturador, Compur, se realizaba a mano, y el rango de velocidades iba desde 1 segundo hasta 1/300 de segundo más B y T. El enfoque se hacía a través de un objetivo Heidoscop , y la toma con un Tessar de 75 mm, del que hay dos tipos: uno con apertura máxima de diafragma de 3.8 y otro f=4.5, más barato que el anterior. El enfoque se realizada girando el mando situado en el lado derecho a la altura del objetivo Tessar. No tiene marcado escala de distancias en ningún sitio. Para introducir o retirar la película hay que actuar sobre el cierre situado en la parte inferior, y sacar completamente el respaldo que va enganchado sobre una pequeña ranura. El capuchón de enfoque tiene dos posiciones, la normal o de cintura cuando miramos desde arriba, y otra para mirar a nivel de ojo gracias a un espejo que hay que enganchar a medio capuchón.

Hay una segunda versión de la Rolleiflex I con un par de pequeños cambios. El respaldo trasero pasa a tener bisagras y se pone una escala de distancias en el mando de enfoque.

En resumen, la Rolleiflex es una cámara con un valor histórico apreciable. Dio origen a toda una familia de aparatos fotográficos, las réflex de dos objetivos. Estas, junto a Leica, Contax y más tarde Nikon, fueron la opción favorita de los profesionales de la fotografía en exteriores durante décadas.

Galería fotográfica (clicar en la imagen para ampliar)

A %d blogueros les gusta esto: